Análisis de la Xbox One X: Una Locura, Una Joya y Un Lujo

xbox-one-x

Disponible en Chile desde el 15 de noviembre, a través de tiendas especializadas como ZMart, Microplay y WePlay, y en todo el país desde el 21 del mismo mes, la nueva consola de Microsoft que promete ser la más poderosa del mundo, deja con la boca abierta al más escéptico de los gammers. Pero ojo, hay que estar preparado para contar con todo su potencial.

Tras usarla de manera intensiva durante 10 días, acá nuestro análisis.

Según los amigos de ZMart, fui el primero en recibirla en sus tiendas. Era el 15 de noviembre, a las 7 de la tarde, las cajas con las advertencias en inglés y en español que decían “Prohibida su venta y exhibición hasta el 11 de noviembre de 2017 inclusive” eran claras. En cada paquete de despacho con esa orden, estaba la joya que todo gammer que ama al imperio (o que milita por conveniencia) quiere tener: La nueva Xbox One X.

Dejando de lado su promesa (ridículamente poderosa) de una CPU central de 8 núcleos de 2,3 Ghz, una memoria GDDR5 de ¡12! GB y una tarjeta gráfica de 6 Teraflops (acá recuerdo aquel diálogo de los Spaceballs “Velocidad absurda… Velocidad Estúpida”), la nueva joya de Redmond sorprende desde la entrada.

Estética y aspecto

Microsoft entendió muy bien los errores cometidos con la primera generación de la Xbox One: Un diseño gigante, pesado. Sus botones touch de encendido y de expulsión del disco generalmente presentaban fallas, si no se cuidaban adecuadamente; las terminaciones “Piano Craft” se rayaban con facilidad, y lo peor, no importando que hayan pasado años de I+D, la fuente de poder seguía siendo un lastre del tamaño de un ladrillo.

Con la nueva One X es todo distinto. La consola propiamente tal es una cajita bastante pequeña respecto a su predecesora, incluso más chica que la Xbox One S (esa chica y blanca que nadie ha comprado y nadie sabe que existe). Su terminación es en negro mate, sin brillos, sin lujos. Botones de encendido a la vista y con toques de presión (encendido, disco y sincronización de controles). Todas sus conexiones vienen por la parte de atrás. Cuenta con un puerto USB menos que su predecesor, salida y entrada HDMI (puedes conectar tu caja de cable ahí, pero no lo recomendamos), salida de audio digital, conector para la Kinect y puerto Ethernet gigabit.

A pesar de lo anterior, se nota algo pesada. El fabricante recomienda instalarla en posición de sobremesa u horizontal. Si la deseas colocar verticalmente, tienes que comprar un stand especial que al menos en Chile, a la fecha, no se vende.

Arranque y configuración inicial

Al momento del encendido, sucede lo tradicional. Debes tener una cuenta Xbox Live activa para que baje toda la data y las sincronizaciones de tus juegos que están adosadas a tu perfil de jugador. Bajará una actualización de decenas de gigas y, dependiendo de tu ancho de banda, podría estar lista en menos de media hora. Tras la actualización del parche, puede ocurrir que el equipo muestre en el reinicio, una pantalla negra. Tu consola no ha muerto por si acaso. Esto sucede porque la Xbox no compatibiliza el rango de frecuencia de su señal de video y el de tu TV, especialmente si es 4K. Para solucionarlo y si te pasa, espera unos 10 minutos y si la pantalla sigue en negro, sólo aprieta el botón de apagado durante 10 segundos, luego espera 1 minuto y tras eso enciéndela nuevamente y listo.

En el proceso te hará las preguntas clásicas. Nuestra recomendación es que en el sistema de inicio/apagado, elijas que la consola tenga inicio rápido. Esto significa que estará siempre en modo stand by, no gastará mucha energía y cada vez que tenga un parche o algo nuevo, lo bajará mientras duermes o mientras no estés en casa. En el modo de ahorro de energía, el arranque de tu Xbox será mas lento que el encendido de tu viejo Windows 98. Te lo aseguro.

En cuanto a clonar la info de tu antigua Xbox One a tu nueva One X, Microsoft tiene tres alternativas, las cuales ya probamos e hicimos un tutorial fácil de entender, que puedes consultar acá: https://mundodigital.blog/2017/11/21/problemas-para-transferir-datos-a-tu-nueva-xbox-one-x/

Experiencia de juego

Microsoft podríamos decir que cumplió lo que promete. A la fecha hay más de 100 títulos del catálogo Xbox que están optimizados para 4K o hicieron un mejoramiento a HDR. Al contrario de lo que sucede con la PS4 Pro, la One X, cada vez que instala un nuevo juego, baja un parche adicional de hasta 4 GB (generalmente de 2,5 GB)  que lo transforma a 4K de manera nativa. Star Wars Battlefront II es, sencillamente, desopilante. Call Of Duty WWII llega a ser angustiante (por la crudeza de la gráfica y la violencia del entorno del escenario de combate) y en el caso del Forza Motorsport 7, si bien para los que quieren un Ferrari de verdad, posiblemente el simulador no les alcance para el consuelo, pero la experiencia de juego se acerca demasiado a la realidad… Demasiado.

A pesar de las decenas de gigabytes que se cargan en la consola, resiste bien. Los arranques de los juegos son algo más lentos por el gran peso de cada programa, pero tampoco es para matarse. Sí, el proceso de instalación de cada juego puede llegar a demorar hasta 40 minutos (por la lentitud de la bajada de los parches y la posterior instalación), lo que puede ser una joda.

¿Lo malo?

Si bien Microsoft ha aprendido de las miles (y miles) de Xbox 360 que fueron devueltas por errores de diseño en el disipador de calor, la nueva Xbox One X se calienta como el demonio (especialmente en juegos de alto poder gráfico). Internamente cuenta con un sistema de expulsión de calor extremadamente eficiente y silencioso. No suena como motor de Caterpillar, como lo era en la antigua Xbox One, ya que cuenta con un sistema de evaporación donde los gases almacenados en el serpentín sobre la GPU y en el procesador, fluyen por un circuito de condensación, lo que permite tener a la máquina dentro de sus márgenes. Aunque, a pesar de eso, igual podríamos freír un huevo sobre la placa central.

La recomendación que hacemos, tomando en cuenta que la mayoría del aire caliente (sobre los 38° en adelante) son expulsados por las rejillas de los costados y la trasera, ES NO COLOCAR TU NUEVA XBOX ONE X DEBAJO DE TU TELEVISOR. Y esto porque el calor se consensará en la zona de expulsión y posiblemente hará que tu máquina de sobrecaliente y se apague por seguridad. ¿Solución? Coloca tu nueva consola en una zona donde tenga la posibilidad de expulsar de manera libre el aire. Si no es posible, recomendamos que compres un ventilador de sobremesa con conexión USB (estos de 6 pulgadas), colócalo detrás de la consola y enciéndelo. Con ello forzarás a que el calor salga del mueble debajo de tu TV y listo, consola refrigerada.

Accesorios

La versión que compramos es la que estará en venta al menos durante los primeros tres meses de lanzamiento. Se sabe que Microsoft está perdiendo dinero con cada One X que venda, ya que a pesar de lo cara que es (USD $ 730 en Chile), no se paga el hardware que incluye. Por lo anterior, no hay regalitos, no hay chapitas, no hay certificados de versión “Day One”… Nada de nada. Siquiera el papel de regalo. La caja incluye acceso a Xbox Game On Demand (un mes), una prueba de Xbox Live Gold y un control. El control, tiene mejoras sutiles frente a su antecesor: Mucho más liviano, más estilizado y con sensación de tacto más marcada en sus botones y axis. No incluye el sistema Play and Charge, que si lo tenía la versión anterior, por lo que tendrás que usar el pack recargable de tus anteriores joysticks o bien, comprar unos nuevos. Ah, y si quieres el segundo control, recicla uno de tus viejos o corre a la tienda por uno nuevo que vale USD 90. Mal

Veredicto

Para probar y vivir esta nueva experiencia en 4K debes tener 4 cosas:

1) Fe en que Microsoft esta vez si cumplió y realmente bien, con la promesa.

2) Permiso de tus padres o de tu pareja para hacer el gasto (ridículamente caro, pero lo vale).

3) Un disco duro externo de al menos 2 TB o nada de lo que bajes va a caber en el almacenamiento interno de 1TB

4) Una TV en 4K que ojalá soporte HDR. Sin este crucial “detalle”, posiblemente tendrás una Xbox One mejorada, pero jamás podrás apreciar su total poder sin una pantalla acorde con el gigantesco potencial gráfico que posee.

¡¡A jugar!!

Anuncios

¿Problemas Para Transferir Datos a tu Nueva Xbox One X?

 

e3-2017-xbox-one-x-price-revealed_svfv

A pocas semanas del lanzamiento de la “consola más poderosa del planeta”, pudimos probar su poder y lo que promete Microsoft es, realmente cierto.

Gráficos impresionantes, sonido envolvente, cinemáticas de 60 cuadros por segundo… Realmente sientes que estás ahí, en medio del juego, especialmente si estamos hablando de títulos ya optimizados como el Call Of Duty WWII, Star Wars Battlefront II o el Forza Motorsport 7.

Para los dueños de una Xbox One (Slim o tradicional), Microsoft ha comentado que el proceso de transferencia de archivos es sumamente simple. Lo probamos y… No es tan así. Descubrimos las razones y acá te entregamos un pequeño tutorial para que puedas jugar con tu nueva consola sin problemas.

Si tienes un disco duro externo adicional conectado a tu consola:

  • Transfiere toda la data de tu consola a tu disco duro, incluyendo tus juegos instalados
  • En tu Xbox One X, conecta este disco duro que pertenecía a tu antigua consola. Una vez reconocido e instalado, indícale en la sección de configuración, que la ubicación predeterminada para bajar y guardar juegos es, el disco externo
  • Reinicia tu consola
  • Tras eso, inserta tus discos normalmente. La Xbox One X bajará los parches (infinitesimalmente gigantes) para 4K HDR y seguirás jugando como si nada… Pero en otra dimensión.
  • Si no realizas el cambio, la consola (que se supone inteligente), no reconocerá ningún juego y comenzará a instalar todo desde cero, duplicando la info. Planteamos este problema a Microsoft y no tienen respuesta ni solución

Si tienes la data guardada en la unidad interna:

Hay dos maneras. La difícil y la complicada

  • La difícil: Inserta una unidad de disco duro externo. Solicita en la sección almacenamiento (configuración) hacer un backup completo de tu consola.
  • Luego de horas interminables, inserta el disco en tu nueva consola y realiza el proceso de backup. Se generará un espejo entre ambas
  • La complicada: Si tienes una red interna cableada en tu casa (Router conectado a un switch y este conecta a varios componentes por cable de red, podrás en la sección de configuración permitir la transferencia de archivos entre consolas
  • La transferencia se hace mediante el reconocimiento y la “instalación de las aplicaciones”. Esto significa, primero, que ambas consolas deben estar activas y conectadas. Una de ellas solamente podrá estar logeada a Xbox Live (no permite logeos en paralelo). En la sección de configuración podrás encontrar tu consola de la cual quieres transferir la data. Marca los juegos y configuraciones y luego la nueva consola instalará todo en la ubicación que hayas predeterminado
  • Esta es una buena opción ya que es bastante más veloz que haciendo backup con disco duro
  • Sin embargo, el proceso dependerá de tu red, la configuración de energía de cada consola y está sujeta a fallos. Al menos el 20% de los juegos no traspasa correctamente. Ahora, en caso que eso suceda y en la nueva consola decidas borrar un juego mal instalado, Xbox Live inmediatamente ofrece bajarlo desde el bazar de Xbox Live en la zona de “Listos para Instalar”. Eso sí, siempre y cuando hayas comprado el juego digitalmente. Si es solamente una instalación, deberás intentarlo nuevamente o sencillamente, reinstalar el juego

A disfrutar!

Lo Bueno y Lo Malo de la Nintendo Switch

nintendo1Fue una mañana de marzo de 2017 cuando Nintendo se la jugaba el todo por el todo. La idea original que nunca funcionó en su fracasada consola WiiU, por fin estaba en manos del público y era nada menos que la nueva consola Switch, que fusionaba la mentada idea del gigante japonés de llevar juegos de última generación a cualquier parte de manera portátil o bien, reproducirlos en el living de tu casa, conectado a una pantalla externa.

¿La idea finalmente funcionó? Claro que sí, aunque no está exento de fallas menores y problemas clásicos que hacen que los gammers odien y al mismo tiempo amen a Nintendo. Y no por nada han comercializado nada menos que 14 millones de unidades a nivel mundial.

Acá algunos comentarios tras probarla durante un mes.

Configuración inicial: Rápida y hasta sin necesidad de manuales. Resulta bastante simple la conexión y el encendido de la consola. El proceso de inicio de sesión, sumado al update que requiere su sistema operativo no duró más de 20 minutos.

Estabilidad: Un aspecto destacable. No muestra congelamientos ni tampoco errores en la carga de datos. Si bien puede ser “algo” lenta al momento de arrancar un programa, el rendimiento que muestra en pleno juego es fenomenal. Nada comparado con la WiiU

Gráficos: Si bien no son descollantes como los mostrados por la PS4 Pro o la Xbox One, al estar conectado a una pantalla 4K en modo Full HD Progresivo, las gráficas son excelentes. Las optimizaciones que han realizado los distintos editores de juegos sacan partido a una consola que no busca ser pretensiosa, pero si refinada.

Memoria: Tal vez el punto más débil. Cuenta con almacenamiento nativo de 32 GB. No soporta expansión USB (Pendrives o discos duros externos) y sólo soporta tarjetas MicroSD de alta velocidad de hasta 2 TB. El problema con esto último es que el máximo de tamaño (a la fecha) disponible en el mercado es de 256 GB, algo que resulta bastante caro y, también, relativamente poco eficiente.

Juegos: Nintendo prefirió optar por lo sano y eliminó el formato disco para cargar sus juegos y prefirió la Game Card o un micro cartucho, que a diferencia de sus consolas 3DS, no permiten grabar información o avances. La capacidad de estos varía entre los 1 a 32 GB y claro, el costo por unidad es harto más caro que el disco Blu-Ray. ¿Los problemas? Varios: Son muy pequeños, por lo que son extremadamente fáciles de extraviar; tampoco son recomendables para que niños lo manipulen; el precio de los juegos de Nintendo Switch son alrededor de 10% mayor que en otras consolas. Y debido a todo lo anterior, juegos como el NBA 2K 2018, sólo incluyen la info de arquitectura del juego. El resto se descarga del servidor de EA que puede llegar hasta 20 o 25 GB adicionales… ¿Y dónde se guarda toda esta info? Ah claro, en la escasa memoria nativa de la consola.

Accesorios y costo de la inversión: Tal vez el mayor costo asociado. Si bien la consola incluye lo básico (consola, bahía, dos Joy-Con, un adaptador que une las Joy-Con y cables de conexión), accesorios le faltan y muchos. Acá algunos que tuvimos que comprar para mejorar la experiencia de juego:

  • Lámina protectora de pantalla
  • Segundo par de Joy-Cons
  • Adaptador para el segundo par de Joy-Cons
  • Cargador de Joy-Cons
  • Joystick Elite (por si no te jugar jugar con las Joy-Con
  • Estuche de transporte
  • Estuche de transporte de cartuchos de juego

El total por la cantidad de accesorios que requieras puede llegar a costarte fácilmente el 50% de la consola, lo que sumado a uno 4 juegos (para partir), podrías terminar gastando dos consolas completas. Algo no menor.

Control parental: A través de una novedosa y sencilla app, tienes el control total sobre la Switch. Puedes asignar tiempos de juego por día a los usuarios de la consola; también, configurar la clasificación de los juegos; los horarios de encendido y apagado y, adicionalmente, permite apagar la consola si es que los niños de la casa no quieren ir a dormirse. Sólo un detalle: Cada vez que la consola se apaga, queda en modo suspensión. Cuando queda en ese modo, el tiempo de la consola y la aplicación parental sigue corriendo como si se estuviera jugando un juego

Veredicto: Un juguete entretenido, adictivo, funcional. Con una autonomía de hasta 3 horas, la Switch se convierte en la consola familiar que todos buscamos para jugar con nuestros hijos pequeños, gracias a su variedad de títulos y lo simple de transportar. Vale la pena como la nueva adquisición en tu hogar, a pesar de los tradicionales detalles de Nintendo

 

Jugamos FIFA 15, Y Nos Gustó. Y Mucho

FIFA15

La guerra por ser el mejor juego de fútbol suma y sigue. A las innovaciones que ha colocado Konami para PES que incluyen algunas ligas locales, comentaristas chilenos y la Champions League, FIFA de EA por su lado está tomándose en serio el fenómeno del balompié que hoy, en Estados Unidos al menos, lo posiciona como uno de los 3 deportes más populares entre los fanáticos. Y esto se hizo notar en la versión 15 del juego, el que sin lugar a dudas es la mejor a la fecha.

Con un nuevo motor gráfico llamado Ignite, se lograron mejores interacciones con el público, gráficas más depuradas, se eliminaron errores (como los cielos negros cuando la cámara daba un contrapicado en cancha, por ejemplo) y hay rostros de los jugadores mucho más cercanos a la realidad que la versión anterior. De hecho, también facilitó movimientos más humanos, caídas y roces más creíbles y disparos certeros que generan una atmósfera realista.

La IA de FIFA 15 versus FIFA 14 también es destacable. Los jugadores al tener mejor química y más experiencia, entienden mejor las jugadas, no cometen errores garrafales como el no proyectarse (a veces con un jugador solitario adelante, el habilitador la tiraba para atrás) y también, se eliminaron algunos fallos que te hacían gritar de rabia, como por ejemplo, ver jugadores parados que esperaban que les llegara la pelota en vez de ir a buscarla cuando se les tiraba un pase en corto (como vemos seguido en el campeonato nacional).

La administración del equipo en todos los modos de competencia, incluyendo FIFA Ultimate Team (FUT), también mejoró. La disposición de las piezas del equipo y la interfaz para hacer cambios rápidos son más entendibles, así como la posibilidad de asignar tareas específicas a ciertos jugadores, como pedir que los laterales se proyecten y el mediocampo se mantenga retrasado. Esto puede hacerse jugador por jugador, lo que permite una experiencia táctica mucho más rica.

En modo FUT, los desafíos para el DT (13 en total) cambian un poco de FIFA 14. Son algo más complicados y menos restrictivos. El mercado de transferencias funciona mucho mejor que en 14, siendo más estable, veloz y con mayor disponibilidad para la compra de jugadores y souvenirs. De hecho se agregó la versión de sesión o préstamo, por si no tienes mucho dinero, puedes arrendar el pase de una estrella por algunos partidos y listo, lo devuelves y cumples el objetivo. Genial.

Los comentarios en español de manos de Mario Alberto Kempes y Fernando Palomo siguen siendo interesantes, agradables y acompañan muy bien al ritmo del partido. Lamentablemente EA no dio espacio para mejorar la cantidad de alternativas de frases, por lo que no hay muchos cambios tanto en lo que se vio en FIFA 14, FIFA WORLD CUP Brasil y FIFA 15: “Ootro gol y este partido está totalmente desequilibrado” (cuando vas goleando o te van goleando), sigue ahí, intacto.

Electronic Arts presentó el juego en dos modalidades. La versión Ultimate que vale un 15% más que el normal, incorpora 40 sobres de packs de oro para FUT, los que deben cobrarse antes de la primera semana de octubre de 2014 y te da derecho a un pack semanal, el que si no lo desbloqueas periódicamente, lo pierdes. Una gran ventaja si lo que quieres es desarrollar el manager que llevas dentro.

El modo online mantiene sus características, aunque si de verdad no eres experto, será frustrante, porque los goles llueven en tu arco.

Los creadores siguen, eso sí, sin permitir que tu equipo en modo FUT que desarrollaste durante un año en el juego anterior, lo transfieras al siguiente. Si tienes monedas también las pierdes. Sólo se mueven los puntos por experiencia que te permiten adquirir desbloqueables… Algo ayuda.

¿Vale la pena? Sin duda. FIFA 15 hoy es el mejor juego de futbol disponible gracias a su nueva IA, gráfica y posibilidades, que incluye a las mejores ligas del mundo incluyendo la chilena, pero dejando fuera al Brasileirao.

Lo siento PES, tu tiempo ya pasó.

Destiny: El Juego del Año Que Ya Está Ganando Enemigos

1377131650-destiny-07

Destiny sigue rompiendo records en la historia de los videojuegos. A las hordas de fans y jugadores que han pasado días sin dormir por su adictivo sistema de MMO que mezcla campaña, rol y multiplayer online, ahora comienzan a aflorar las primeras críticas y detractores. Y esta vez en masa.

Tras algunas semanas al aire, analistas y también los más acérrimos jugadores ya comienzan a cansarse un poco del shock de Destiny. Si bien muchos fans agradecen su parecido en el estilo y jugabilidad que mostró Halo, otros consideran que el título es una copia evolucionada de la saga que hizo famoso a Master Chief.

Sumado a esto, Destiny no estaría agradando a sus seguidores debido a una historia algo simplona, que fue puesta como accesorio para justificar una larga campaña, tan larga que incluso comienza a hacerse repetitiva y que con el paso de las horas o días, sólo presenta gigantescos aumentos de dificultad en acabar con los enemigos… pero nada más que eso. De hecho en etapas finales, algunos jugadores han reclamado que el malvado de turno sólo cae tras media hora de recibir disparos sucesivos, algo que raya en lo ridículo y otros, los más fanáticos, han puesto en alerta a los players, sobre la dificultad de alcanzar ciertos objetivos y reliquias que superan las capacidades de un usuario promedio, lo que está haciendo que algunos abandonen Destiny y se rindan.

Adicionalmente a lo anterior, a Bungie ya le han llegado sus buenos azotes de parte de la comunidad Destiny debido a inestabilidad de sus servidores, los que han hecho que miles de jugadores salgan expulsados de los juegos online y también a aquellos que jugando campaña, pierden todo lo avanzado al ser desconectados sin motivo. Algo que acrecienta una fuerte falla en el diseño, ya que cuando están en modo campaña, no se puede pausar ni tampoco apagar, simplemente tienes que terminar o comenzar de nuevo, lo que resulta francamente molesto.

La compañía al menos no hace oídos sordos y esta semana liberó un parche para mejorar la estabilidad del sistema y también, suavizar un poco la adversidad de algunas etapas claves tanto en la Tierra como en la Luna.

Las Razones de Porqué Destiny es el Juego del Año

Destiny-GI-Cover

Destiny se ha convertido en el fenómeno de la década (y podría ser de la historia) de la industria de los videojuegos. 5 años de desarrollo, US$ 500 millones gastados, 500 personas trabajaron en levantarlo, fue testeado por 4 millones de jugadores… Y demoraron 1 día de venta en recuperar lo invertido.

Con una campaña publicitaria y digital nunca antes vista, está claro que si no estás “en modo Destiny”, no eres nada.

Hasta el momento las críticas sólo han ensalzado la apuesta de ActiVision (editores de Call Of Duty). 150 premios y nominaciones durante sus presentaciones públicas y decenas de miles de fanáticos que hicieron cola durante la noche previa al lanzamiento (9 de septiembre de 2014), para ser los primeros en llegar a casa y pasar el día jugando online.

Bungie, quien fue la musa inspiradora y la responsable de dar vida a la saga Halo para Xbox y Xbox 360, tras su separación de Microsoft, firmó un contrato multimillonario por 10 años con ActiVision, para asegurar al menos tres secuelas más del juego, que mezcla de una forma magistral, una campaña excitante, un multijugador dinámico y un juego de rol, que nos hace recordar los mejores momentos de Elders Scroll Oblivion y del incomprendido Mass Effect.

Más allá de hablar de lo que todos ya saben, es bueno poner énfasis en algunas cosas que son parte del análisis profundo que pocos han dimensionado: La forma en cómo Bungie pudo crear este universo envolvente que alguna vez quiso transformar para Halo, pero que finalmente quedaron en buenas intenciones.

Música

La banda sonora está en las manos del talentoso Martin O’Donnell, quien compuso una hora de música, junto a Michael Salvatori. Paul McCartney también contribuyó en las partituras, las que se grabaron entre 2013 y 2014 en Abbey Road Studios.

Tras finalizar el soundtrack, O’Donnell fue despedido por Bungie, pero su legado es feroz. La música energizante, envolvente, estremecedora, recuerda los mejores pasajes de Halo 3 y Halo Reach, cuando en el fragor de la batalla, las melodías al estilo concierto ayudaban a crear sin lugar a dudas una experiencia épica que pocos jugadores han podido olvidar. A tal punto que Halo 3 fue en su minuto la banda sonora de un videojuego más vendida del mundo y ya en foros de discusión se está pasando el dato de cómo conseguir la de Destiny.

Jugabilidad e IA

Para los habituados a Halo, el tomar las armas de Destiny será completamente natural. Los poderes especiales son fáciles de invocar, el manejo del fuego ante oleadas de enemigos también. Se agradece que siempre existan recursos (aunque escasos) para mantener un poder de fuego que está al límite pero que es difícil que te deje en cero. Ciertos tipos de enemigos dejan en el suelo cargadores para tus armas principales tras una fuerte escaramuza, por lo que luego de la masacre, hay que recorrer el campo para recogerlas.

Destiny_09

En cuanto al mapa, prácticamente sin errores, deja espacio para que cada recoveco, caverna o acantilado sirva para posicionarse y jugar al francotirador, con el objetivo de despejar la zona antes de avanzar, si juegas en modo campaña.

La IA de Destiny es sorprendente y demuestra que el centralizar la jugabilidad en sus servidores, resulta mejor que hacerlo en cada consola. No es un juego en streaming, pero sí mucho del comportamiento de los enemigos y el posicionamiento de tropas, son claramente comandados externamente, hecho que permite que el juego estudie tu manera de desenvolverte en el mundo Destiny y con ello vaya aumentando la complejidad y la “inteligencia” de tus oponentes.

Por eso, ya no es raro ver que ciertos enemigos que están posicionados a larga distancia, no caminen haciendo un recorrido establecido (patrulla) o dando vueltas elípticas, lo que servía antes para poder abatirlos sin mucha dificultad. Destiny de hecho, tras tus primeras 3 horas ya tiene claro cómo juegas y hace que los adversarios en modo campaña se comporten en el enfrentamiento en la forma que más te complica jugar, lo que hace que sea un desafío, más que pasar el rato.

En cuanto a vehículos e historia, Destiny también basa mucho de su desarrollo en Halo. Tienes una inteligencia artificial que te acompaña y te guía durante el desarrollo de la campaña. Puedes robar y usar vehículos de tus enemigos y sumado a eso, con el paso de los niveles de experiencia, puedes ir equipando a tu personaje (elegible entre 3 razas diferentes) con armadura, armas, talentos y poderes especiales. Por lo mismo, en el modo multiplayer (otro universo aparte) las diferencias entre un enemigo nivel 20 versus uno de nivel 6 (equivalente a unas 3 o 4 horas de juego) es sencillamente brutal.

Es Destiny, No Halo

Para jugadores algo viejos y avanzados que tuvieron la suerte de jugar Xbox y Xbox 360 y que han pasado por toda la saga Halo, hasta antes de Destiny existía una especie de depresión por la salida de Bungie desde Microsoft, algo que quedó completamente ratificado con Halo 4, una plástica y muy mala secuela de la trilogía original y que dio inicio al menos a 3 más que se vienen para Xbox One.

Lo que no tiene hoy Halo, lo tiene Destiny y que es lo que vuelve locos a los jugadores: Corazón y mística. Los diseñadores logran con Destiny colocar al jugador como el centro de la trama y de los destinos del universo. No eres una persona que maneja al personaje para lograr un objetivo: Tú eres el personaje, tú estás dentro del mundo, tú eres el que debe convertirse en leyenda y terminar el juego con el máximo honor y experiencia. Si bien la historia del modo campaña está bien direccionada, existen ciertas decisiones que tomas durante el tiempo de juego que pueden ayudar a mover la balanza a favor o no de adelantar el desenlace.

Pero Destiny no es Halo. Se parece mucho en su estructura y en su ADN, lo que fascinará a los jugadores de PlayStation quienes por años miraban con desdén a su competencia y cómo millones de fanáticos gozaban con un juego exclusivo que los hacía sentirse parte de una cofradía.

Destiny universalizó el motor de Halo, su IA, su jugabilidad y su ADN. Expandió sus horizontes hasta niveles ilimitados, con más de 12 horas de campaña (que incluso perfectamente pueden llegar a 18 o 20), un modo multijugador en línea masivo bestial y adrenalínico y también, una historia interesante (aunque no es lo mejor) que si bien abandona el concepto de superhéroe con que se levantó a MasterChief, pinta claramente para que sea el comienzo de una saga que podría terminar siendo épica con los años.

Está claro que Destiny es un gran arranque, como lo fue Halo Combat Evolved. El juego está generando millones de fanáticos, jugadores online por toneladas, críticas benevolentes y un ejército de seguidores que tras esto, querrán más. No se me ocurre cómo podrían ya superar este universo, que definitivamente es el más apoteósico y masivo jamás creado en la industria del entretenimiento digital. Pero es posible que Bungie y ActiVision ya lo tengan claro.

EA 2014 FIFA World Cup: Mejor Ver el Mundial que Jugarlo

fwc-2014-training

Previo a la Copa del Mundo, la alianza de EA con FIFA dio nuevos frutos y con ello se dio a luz EA 2014 FIFA World Cup , juego oficial y licenciado de la justa deportiva.

Al contrario de ediciones anteriores como el recordado Francia 98 o incluso Sudáfrica 2010, la versión de Electronic Arts dista mucho de la calidad de sus predecesores e incluso, muestra un motor gráfico y una IA bastante diferente a, por ejemplo, FIFA 14.

Detalles tradicionales que a los amantes de estos juegos cortos les gusta atesorar, como por ejemplo la música oficial, las presentaciones televisivas y los arranques de los partidos que incluyen incluso el mismo juego de cámaras que las transmisiones (lo que hace revivir virtualmente los momentos del mundial), en el caso de EA 2014 FIFA World Cup no hay, por lo que cada inicio de juego o de etapas es más que nada adaptaciones que hizo el editor a los logos oficiales y la estética de la copa. Siquiera los GC son los mismos.

Desde el punto de vista del motor de juego, el control del jugador se muestra bastante arcade y fácil en el modo intermedio (el tradicional para estos casos). Para los fanáticos de este juego en consola, les resultará bastante… pero bastante simple el control del balón y también el hacer goles. Probamos con varias escuadras y jugadores y en algunos casos, frente a equipos débiles era, como se dice en Chile “tirar y abrazarse”. Esto probablemente será agradecido por los miles que jamás han tocado un título de la franquicia, pero para los llamados “pros”, será algo frustrante.

Los relatos en manos de Fernando Palomo y Mario Alberto Kempes son correctos, muy televisivos y bien hechos. En cambio, sus comentarios son limitados y hasta pobres. Es común escuchar que se repiten durante todo un encuentro no más de cuatro frases previamente hechas o bien, opiniones que nada tienen que ver con el tipo de jugadas, hechos que demuestran que EA 2014 FIFA World Cup es un producto con poca IA y más bien, lanzado a la rápida.

En cuanto al campeonato hay tres tipos de juego para destacar: el mundial propiamente tal, el camino al mundial que te permite jugar la fase clasificatoria y el modo Capitanea a tu País, que permite ir creciendo en habilidades a medida que avanzas en el juego.

En resumen, el título será para los fanáticos un juego necesario para revivir la máxima justa del fútbol mundial. Para los puristas, se darán cuenta que es un juego desechable, corto, con serios problemas gráficos, con un nivel de jugabilidad mediocre y que claramente responde al merchandising del mundial, el que quedará en la historia y en el olvido, como la mayoría de los productos de los mundiales anteriores.