Thief: Ladrón Que Roba a Ladrón…

Thief

La cuarta saga de la ya venerada serie “Thief” (Ladrón), vio la luz durante el primer trimestre de este año, de la mano de Eidos Montreal, filial de los padres de Lara Croft, Hitman y Deus Ex, entre otros.

El juego llegó a las estanterías con una fuerte carga, ya que venía precedido de grandes anuncios en la anterior E3, donde Eidos prometió una completa redefinición de la historia, mayores niveles de complejidad y por lo tanto, establecía un terreno fértil para lanzar nuevas secuelas tras la cuarta parte, que en realidad se convierte algo así como un reboot para las nuevas generaciones (o como ocurrió en el cine con Spiderman, Batman, Hulk… Uff).

Las críticas han sido tibias ya que los fanáticos no se volcaron a jugarlo como Eidos esperaba. Y los neófitos en juegos de sigilo tampoco han sucumbido al nuevo mundo, ya que muchos de los elementos que conlleva son casi “más de lo mismo”, con fuertes dosis de largas caminatas e historias que se complejizan al estilo Mass Effect, sumado a paisajes victorianos lúgubres, decadentes y sucios como los de Assassin’s Creed.

La historia por sí misma no es un thriller. Tomas el control de Garrett, un maestro ladrón que roba por encargo, por gusto o por placer. Vive escondido en la punta de la torre central de la catedral de la urbe y cada cosa que logres encontrar en tus visitas a casas ocupadas o sin moradores, te sirve luego para cambiarlas en el mercado por mejoras en agilidad, concentración y armamento, necesarios para seguir avanzando en el juego.

Uno de tus principales dolores de cabeza es tu compañera Erin, una ladrona impulsiva, que prefiere matar antes de preguntar, que se jacta de ser la mejor y que es una pieza clave ante uno de los mayores enigmas del juego. Para resolverlo, debes avanzar y tomar otras sub misiones que te encargan otros personajes del pueblo, donde directamente te involucran con el Barón, oscuro y siniestro hombre que aplasta la urbe a manos de la violencia y la corrupción característica de la época.

Basado en motor Unreal y delineado bajo Autodesk, el plano general de la ciudad resulta interesante, complicado y hasta frustrante, lo que se agradece. Su IA es bastante sorprendente ya que los enemigos y guardias no siempre trabajan con movimientos y con tiempos repetitivos, por lo que claramente hay que usar la imaginación y la astucia para pasarlos por encima. Los niveles de armas y accesorios para lograr a la meta son geniales y la longitud total de la historia también lo es, dependiendo de qué tan ladrón seas. Tranquilamente puedes demorarte más de 10 horas en terminarlo, lo que desde ya se agradece.

En cuanto a gráficas, estas son decentes, el manejo de luces y sombras es a veces molesto, al igual que el exceso de pixelación y poco tratamiento en bordes, por lo que los polígonos son finalmente los protagonistas en un cuadro general, donde te terminas dando cuenta que las casas, las calles, los rostros y las paredes son exactamente iguales, pero puestos en otra perspectiva (clásico de Unreal).

No es un juego que trascenderá ni que dará mucho que hablar. Dependiendo de las ganas del jugador, puede resultar interesante, completamente frustrante (por su lentitud y la extremada cantidad de vueltas que debes dar para lograr un objetivo) o simplemente se torna aburrido si lo que buscas es acción. Eso dependerá de tus gustos.

La compañía ya anunció que posiblemente haya una segunda parte… anuncio que hizo en marzo, un mes antes del despido de todo el equipo que estuvo a cargo de programar el juego y que ascendía a 27 expertos.

Tras avanzar en el juego, hay cosas que se agradecen, como que la perspectiva sea en primera persona, lo que ayuda a sentir que eres Garrett en todo momento.

Cosas que odiamos fue su mal manejo en luces y sombras, la lentitud con que pasan los acontecimientos, la imposibilidad de mejorar tu estado físico para pasar de ser un ladrón a un matón de barrio y también, los largos, largos y hasta eternos diálogos que a veces tienes que mantener y que hizo que la mitad del mundo gamer se quisiera suicidar mientras jugaba Mass Effect… algo que claramente al otro 50% le fascina… así que tranquilo que el juego no es para nada malo, responde sólo a un estilo y para eso, hay de todo.

¿Recomendable? Sí, si te gustó Assassin’s Creed, Deus Ex y Tomb Raider. Si estás buscando algo así como un Halo con historia más potente, te recomiendo que vuelvas a jugar Halo 2, 3 u ODST.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s