La decencia musical se vuelve a tomar el dial de las radios santiaguinas

Tras haber vivido una espantosa década musical caracterizada por el perreo, el regaeton, la música “sound”, las rancheritas tecno y la baladas de cantantes de cuarto enjuague, cuya pena y gloria duró menos que un eructo de mala muerte, el dial de radios FM en Santiago y sus filiales de regiones, sufrió graves transformaciones durante enero recién pasado, marcando el regreso del concepto de “adulto joven”, como el dominante dentro de una parrilla musical que durante años estuvo tomada por una adictiva tendencia a lo desechable, al griterío y a la hiperventilación.

Una de las principales novedades fue la arremetida del grupo radial independiente Bezanilla, quien ha mantenido por años una apuesta musical equilibrada, seria y de alto contenido, la que se trasluce a través de la extraordinaria radio Infinita (música de los 70 y 80), FM Tiempo (rock clásico y canciones de los 70, 80 y 90) y radio Romántica (para personas adultas y mujeres, caracterizada por una oferta de canciones de artistas clásicos españoles y latinos). Los Bezanilla decidieron reflotar su fenecido y recordado proyecto de radio Classica dedicada al jazz, cuya impronta en los 80 y 90 era comandada por la aterciopelada voz de César Antonio Santis, quien era la figura insigne de hacer que algunos chilenos con buen gusto, aprendieran de compositores y artistas notables con Pat Metheny o Chick Corea.

Al momento de morir Classica (a mediados de los 90), se dijo que el proyecto carecía de auspiciadores, ya que muchos de ellos se habían cambiado a radios de mayor popularidad, las que estaban siendo marcadas por melodías nuevas que traía consigo la democracia. (Nota: cabe destacar que la música entre los años 70 y 80 en Chile estuvo fuertemente marcada por conjuntos angloparlantes, lo que en cierta forma ayudó a homogeneizar los gustos de una generación que quedó muy identificada por todo el gran movimiento musical que se vivió en Europa, Australia y América del Norte durante esas décadas)

Amadeus al parecer reflotará esa experiencia, pero con un toque más moderno. Su parrilla es ciertamente más melódica, menos confrontacional y por supuesto, mucho menos elitista y sectaria de lo que era Clássica, radio que incluso, daba espacios de hasta dos horas para tocar una completa antología de Herbie Hancock en… ¡vinilo!

Otra de las radios que comenzó a sonar con mucha fuerza es la antigua radio Para Ti, cuya programación se destinaba a mujeres de estratos populares. Tras su muerte, el mismo grupo (Santa Lucía) está probando un proyecto que no ha sido divulgado y cuyo nombre, por el momento, es llamado “Radio X”. La frecuencia del 105.7 donde por años muchos disfrutamos de los programas conducidos por Juan Guillermo Vivado en la desaparecida radio Manquehue, hoy reviven sin su voz, con una oferta musical de “pocas palabras” y “buena música”. Es de esperar que este proyecto no desaparezca como uno breve y fugaz que tuvo lugar hace algunos años y que buscaba lo mismo. Era la desaparecida M1 Music One quien quería llenar el vacío que dejó la recordada, querida y hasta hoy llorada radio La Ciudad (100.9), la que también se especializó en música anglo de los 80.

Hoy la oferta de radios que tocan música retro y orientada a jóvenes entre los 25 a los 40 años y un poco más son:

Duna: 89.7
Universo: 93.7
Amadeus: 95.3
Tiempo: 95.9
Radioactiva: 97.1
Infinita: 100.1
Play FM: 100.9
Radio X: 105.7

Otras un poco más avanzadas (lounge, rock, tecno soft) pero también dirigidas al grupo:

Zero:: 97.7
Horizonte: 103.3
Futuro: 88.9

Nota: Frecuencias para Santiago de Chile

Anuncios

Sitios de subastas por Internet evaden Impuestos y amenazan a sus usuarios II

Para variar, insospechadas consecuencias han tenido mis palabras en este blog y claramente gracias a la doble cobertura que tuvo una nota que escribí hace algunos días acerca de por qué sitios de Internet que se dedican a remates no están dando boleta de servicios cuando una persona paga la comisión por concepto de ventas exitosas.

En aquella oportunidad denuncié que en mis 7 años como usuario del sitio Mercadolibre.cl, esta empresa jamás me ha dado una boleta o un comprobante de pago de impuestos. Durante todo este tiempo he consultado personalmente en las oficinas de la compañía de qué forma ellos pagan sus impuestos y he exigido por carta, fax, email y personalmente la entrega de una boleta de servicios u honorarios. Durante todo este tiempo, nunca han sido capaces de darme una respuesta coherente como la que merece cualquier cliente, lo que claramente me tiene más que molesto.

También comenté que he enviado decenas de emails a todos los contactos que conozco y a través de su sistema automático de contactos, y tampoco he conseguido nada. De hecho la recaudadora que está en la puerta de entrada de la oficina de Mercadolibre en Chile siempre se ha encogido de hombros cuando consulto “¿y mi boleta?”.

Con DeRemate el caso es peor y lo ratifico. Tampoco entregan boletas, no informan si pagan sus impuestos y persiguen de manera implacable a sus clientes que tienen moras ridículas (de hasta $250 o medio dólar), con mails amenazantes o supuestos correos electrónicos firmados por abogados inexistentes, hechos que vulneran de manera grosera la Ley del Consumidor vigente en el país y en el caso de este sitio, lo hace de manera reiterada.

Tras denunciar este caso en este blog, mi gran amigo Mario Romero, director del sitio Transmedia.cl, me pidió publicar esta nota en su portal (http://www.transmedia.cl/noticia1=id120207.htm), hecho que generó inmediatas reacciones. Mario me comentó que a los pocos días lo llamó directamente el señor Hans Holmberg, gerente para Chile de Mercadolibre y le aclaró que su compañía sí cumple con la ley. A juicio del señor Holmberg, el Servicio de Impuestos Internos (SII), ha generado en conjunto con Mercadolibre, una tecnología que permite a la compañía cancelar los impuestos correspondientes por cada pago que realizan los usuarios, sin la necesidad de generar boletas u otros documentos. Si esto es verdad, me retracto y los felicito por cumplir con la ley y no quedarse con mis impuestos. Eso sí, este hecho nuevamente me hace caer en la tentación de criticar nuevamente a Mercadolibre y con justa razón.

No puede ser posible que una organización compuesta por no más de 20 personas, ninguna de ellas sea capaz de entregar una información clara a algún usuario que, en su derecho, consulta acerca de qué sucede con las boletas que no entregan. Tampoco son capaces de colocar carteles o avisos en sus oficinas donde se informe que cada pago efectuado es autorizado por el SII y más aún, tampoco colocan una línea de texto en sus emails de recibos electrónicos donde informen que el pago fue de acuerdo a la ley ¿cuesta mucho?

Si Mercadolibre en Chile sabe perfectamente esta situación, saben que los usuarios no están informados, saben que muchos como yo reclamamos sin obtener una respuesta satisfactoria y que muchos como yo también, somos escandalosos cuando sentimos que somos pasados a llevar en nuestros derechos ¿costará mucho poder hacer pequeñas rectificaciones para que sus clientes se sientan seguros, satisfechos y amparados?

No, no creo que cueste nada.

Tomando en cuenta estos hechos, me llama también profundamente la atención la declaración de Mercadolibre que le hizo llegar a Transmedia (http://www.transmedia.cl/noticia1=id140207.htm), donde se asegura que los usuarios con sólo pedir las boletas o facturas correspondientes a la empresa, esta las hace llegar. Esteee, perdón amigos de Mercadolibre, acá tienen un ejemplo donde sus buenas intenciones no se han cumplido jamás.

Nadie pone en duda que su sitio es bueno… y creo que es demasiado bueno, por eso lo he usado y lo seguiré usando sin dudarlo. Pero por favor, no manden declaraciones grandilocuentes ni menos rasguen vestiduras si ustedes saben perfectamente donde les aprieta el zapato.

Señor Holmberg, usted quedó con una tarea pendiente. Espero que soluciones este importante detalle en su empresa para que la próxima vez que escriba de usted, sea para felicitarlo como se merece. Hasta el momento está en deuda con este usuario.

PD: Aprovecho de contestar un comentario posteado en la nota de abajo: Juan Miguel, agradezco tu comentario y no concuerdo para nada con él. Siguiendo la línea de tu total franqueza, te invito a que afines drásticamente tu comprensión de lectura y así, te darás cuenta que digo claramente que durante 7 años he pedido en reiteradas ocasiones mi boleta… y nunca me la han querido entregar. Para tu tranquilidad, el sitio lo encuentro excelente y gracias a él he vendido cosas inimaginables, al contrario de tu pensamiento eso sí, yo no le tengo ni aprecio ni tampoco odio a las empresas (en sí mismo porque el hecho constituye una aberración, ya que uno debe apreciar a las personas y no a entes jurídicos), lo que sí, como encuentro a Mercadolibre una compañía seria y buena, tengo la obligación de pedir que siga mejorando en ciertos aspectos de su atención a clientes, ya que para eso pagamos por el servicio. Encuentro peligrosa tu actitud de "sobajeo de lomo" y decir que le tienes aprecio a una compañía, ya que esas actitudes hacen que las empresas literalmente de "achanchen" en sus laureles y luego pierdan competitividad en un mercado pujante y cambiante. Según estadísticas y estudios recientes, lo que más tiene que preocuparse un CEO es de innovar constantemente para adelantarse a su competencia. Los que no tienen esta política como norte, están destinados al fracaso y los usuarios que sólo dicen a las compañías que “todo lo que hacen lo hacen bien”, sólo generan un nefasto escenario de falsa satisfacción.

Creo que si quieres tanto al sitio como dices (yo por mi parte lo encuentro de una utilidad vital para mi vida, pero no lo amo), deberías ser el primero en exigir que siga día a día mejorando, para así evitar en el futuro que debido al surgimiento de un posible nuevo competidor, Mercadolibre desaparezca.

Sitios de Remate por Internet Evaden Impuestos y Amenazan a sus Usuarios

Como muchos saben, existen dos grandes sitios de subastas por Internet que operan en toda Latinoamérica. Estos son DeRemate.com y Mercadolibre.com (asociada con EBay).

Estos sistemas, más que actuar como un martillero público, lo que hacen es generar una verdadera comunidad de cibernautas y gracias a su plataforma tecnológica, permiten que oferentes e interesados se coloquen en contacto para intercambiar artículos. Estos sitios además, regulan la relación transaccional entre privados con ciertas normas de convivencia que se aplican al momento de cerrar un trato.

Por este trabajo, los sitios de remate cobran onerosas comisiones que comienzan desde un 5% y mensualmente envían notas de cobranza electrónicas amenazantes a los que han logrado vender sus productos, conminando a pagar los honorarios en un breve plazo, so pena de acciones judiciales si no cumplen.

Tanto DeRemate como Mercadolibre en Chile están cometiendo permanentes irregularidades que pasan por encima tanto el ordenamiento jurídico que protege a los consumidores (Ley del Consumidor) y también el tema de pagos de impuestos, al menos en Chile.

Según la Ley del Consumidor, ninguna empresa puede enviar comunicaciones amenazantes que anticipen posibles acciones judiciales en contra de una persona que se encuentre en mora. Adicionalmente se establece cuales son los plazos en días hábiles para que un deudor sea declarado moroso y cual es el procedimiento que debe seguir una compañía para recuperar los dineros no pagados. Nada de esto cumplen los sitios de remates por Internet.

En mi caso, estuve a punto de enviar a tribunales a DeRemate.com por una demanda que iba a interponer en su contra, debido a que me enviaba hasta 10 emails diarios a mi casilla que contenían supuestos acuerdos extrajudiciales, copias de posibles textos que anunciaban a que iba a ser registrado en el boletín comercial y otros textos amenazantes de un supuesto abogado, quien terminó siendo un ciudadano argentino que no vive en Chile y que claramente, tampoco es abogado. Lo peor es que esta sarta de amenazas ocurrieron por una supuesta deuda de $ 1000 (US$ 1,7), que fue cargado por un error del mismo sitio.

Mercadolibre actúa de la misma manera y además tiene otro grave problema: está evadiendo el pago de impuestos de manera impune. Personalmente he logrado vender decenas de artículos a través del sitio. Hasta la fecha, por conceptos de comisiones a Mercadolibre le he cancelado más de $50.000 o casi US$ 100. Jamás desde que soy usuario (casi 7 años), este sitio me ha entregado una boleta de honorarios, de servicios o de compraventa. En ningún lado de la ley de impuestos, se exime del pago a ninguna compañía que esté prestando un servicio, que es lo que hace Mercadolibre. Y tampoco nadie en Chile está liberado del pago de impuestos cuando se realiza una transacción entre una persona jurídica y un particular.

En innumerables ocasiones he solicitado que me entreguen mi boleta por los pagos que realizo regularmente y ellos sólo colocan caritas graciosas, se encogen de hombros y dicen que con sólo un email donde señala “hemos recibido tu pago”, cumplen. No señores, eso se llama robo.

No acepten como usuarios que estos sitios sigan robándole dinero al fisco. Se están embolsando millones mensualmente sin declarar adecuadamente sus ingresos y lo peor, mi 19% del pago queda para ellos y no se destina a obras que el estado tiene y debe realizar con mis impuestos. Y claro, si tu solicitas que te rebajen el IVA de tu pago, te tiran al abogado virtual que tienen ya que para cobrar son campeones olímpicos.

Tampoco aceptes cartas amenazantes de parte de estos sitios, si esto ocurre, denúncialos judicialmente o bien ante la autoridad competente que en Chile es el Sernac.